Libertad digital

      Comentarios desactivados en Libertad digital

Comentario de Antonio M. Battro en el diario La Nación del 10 de abril de 2005 sobre el libro “EL FUTURO NO ES MAS LO QUE ERA”, por Horacio C. Reggini, publicado por Educa

El futuro no es más lo que era. La tecnología y la gente en los tiempos de Internet es una compilación de artículos y conferencias del ingeniero Horacio C. Reggini, publicados, en su mayoría, en la última década. En ellos se pueden leer, como en una obra musical, tema y variaciones. El tema central es la humanización de la ciencia y de la tecnología; las variaciones se agrupan en ocho grandes capítulos: “Saber, técnica y cibercultura”, “El pensar y el hacer”, “Omnipresencia de las telecomunicaciones”, “El discurso de las computadoras”, “Medios, multimedios y fines”, “La educación actual”, “Ingeniería e ingenieros” y “Miradas retrospectivas”.

El volumen, vibrante alegato contra los fundamentalismos, presenta la visión esperanzada de un investigador relevante en el campo de la informática y de las comunicaciones, de la educación y de la historia de la tecnología. Gracias a la visión y al trabajo de Reggini, muchas escuelas de América lograron ingresar en la era digital. A él se debe, por ejemplo, la introducción del lenguaje Logo de computación en la década del ochenta en nuestro país.

Su indiscutible autoridad le permite pronunciarse contra toda forma de “fundamentalismo digital”, de tecnocentrismo y de consumismo digital. En este sentido, el capítulo dedicado a las “tecnomiopías de moda” es una verdadera joya. Por eso, el libro aporta un hálito de libertad y de humanismo que se antepone al determinismo tecnológico, al consumo desenfrenado e irresponsable de la información, a la comercialización de tantas iniciativas universitarias, a la peligrosa separación de las ciencias y de las humanidades, origen de un empobrecimiento cultural preocupante.

Reggini propone una visión humanística y generosa, unitiva y globalizadora, de la complejidad que nos constituye como seres conscientes en un mundo a la vez inagotable y carenciado. En él fluye una propuesta constructiva y esperanzada para un futuro respetuoso de las diferencias y de la libertad de cada persona. En particular, en un futuro digital que construiremos entre todos, ya que “no será lo que la red de Internet hará para nosotros sino lo que nosotros haremos en ella”.

Antonio M. Battro
© LA NACION